Israel asesinó a más de 5300 niños palestinos en menos de dos meses

En 1989 se reunió la Convención de los Derechos del Niño y allí se declararon toda una serie de derechos «inalienables» de todos los menores sin importar su sexo, raza o religión y todos los Estado miembros se comprometieron a respetarlos y hacerlos respetar.

Decía su primer artículo: “Se considera cómo niño a todo ser humano menor de 18 años de edad (…) sin distinción alguna, independientemente de la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, la opinión política o de otra índole, el origen nacional, étnico o social, la posición económica, los impedimentos físicos, el nacimiento o cualquier otra condición del niño, de sus padres o de sus representantes legales”.

Luego, en el artículo 6 se declaró: “1. Los Estados Partes reconocen que todo niño tiene el derecho intrínseco a la vida. 2. Los Estados Partes garantizarán en la máxima medida posible la supervivencia y el desarrollo del niño.”

Estos derechos fueron reconocidos por el Estado de Israel el 3 de julio de 1990 cuando firmó dicha declaración. Sin embargo, dado que las principales víctimas de los ataques israelíes han sido los niños y niñas, es evidente que el Estado sionista nunca pensó que los niños palestinos fueran sujetos de estos derechos.

Así, cuando analizamos el número de asesinados nos horroriza la cifra de más de 5.300 niños asesinados. Cifra que, como ha denunciado la organización Save the Children, ha superado con creces el número anual de niños asesinados en conflictos desde el 2019. La situación es tal que incluso Antonio Guterres, el secretario general de la ONU, ha afirmado “Gaza se está convirtiendo en un cementerio de niños”.

Este número de niños asesinados no es algo común en los conflictos bélicos. Sólo a modo de ejemplo, en los 21 meses de guerra en Ucrania que pasaron desde febrero de 2022 hasta noviembre de 2023 fueron asesinados 510 niños. La octava parte de la cantidad de niños asesinados por Israel en aproximadamente un mes. Estos números muestran que no estamos ante una guerra, como afirman Israel y sus aliados, sino ante una política de genocidio contra los palestinos.

El alto número de civiles asesinados se debe a que el ejército israelí no ha estado apuntando sus ataques contra objetivos “militares”. Se ha centrado en bombardear barrios residenciales, campos de refugiados, escuelas y hospitales.

A su vez, el asedio y bombardeo a los hospitales sólo empeora esta situación debido. Por la saturación del sistema sanitario, no todos los heridos pueden ser salvados. A esto se le suma que estas semanas diversos hospitales de Gaza han ido perdiendo sus suministros de combustibles. El ataque y la destrucción del hospital de Al Shifa han sido un durísimo golpe para los palestinos.

Frente a esta situación, se hizo viral en las redes una conferencia de prensa de niñas y niñas palestinos denunciando esta situación. Les exigen a los gobiernos del mundo que dejen de mirar para otro lado y tomen medidas reales contra Israel.

“Desde el 7 de octubre, nos hemos enfrentado al exterminio, a los asesinatos, bombardeos sobre nuestras cabezas, todo esto delante del mundo. Le mienten al mundo diciendo que matan enemigos, pero mata a la gente de Gaza. Donde los sueños y el futuro de los niños de Gaza los van matando uno a uno. Vinimos al hospital de Al-Shifa para evitar que nos bombardeen y de repente hay más muerte después de bombardear al hospital. La ocupación nos está matando de hambre, no encontramos agua. comemos y bebemos agua sucia. Venimos ahora a gritar y pedirles que nos protejan. Queremos vivir, queremos paz, queremos juzgar a los asesinos de los niños. Queremos medicinas. Queremos refugio, comida y educación, y queremos vivir como viven los demás niños”

Seremos directos: Te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda Web se sustenta con el aporte de las y los trabajadores.
Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me Quiero Suscribir

latest articles

RESPONDER

¡Por favor ingresá tu comentario!
Nombre