Se filtra documento con plan israelí: querrían desplazar a millones y borrar a Gaza del mapa

La revista +972 Magazine difundió hace pocas horas un documento del servicio de inteligencia israelí. El mismo está dirigido al gobierno israelí y contiene datos de una revisión estratégica que recorre 3 posibles planes bélico – políticos para «terminar» la invasión genocida sobre la Franja de Gaza. Las 3 variantes son:

1) «Derrocar» al gobierno de Hamás (democráticamente elegido en 2006) y unificar a Gaza y Cisjordania bajo el gobierno de la Autoridad Palestina.

2) Crear un «nuevo Estado árabe independiente», es decir, no palestino ni elegido por los palestinos, para gobernar la Franja bajo las directrices del Estado sionista ocupante.

3) Desplazar a la población «no combatiente» de la Franja hacia el Desierto del Sinaí, una región bajo jurisdicción egipcia donde los palestinos desplazados serán hacinados en campamentos de refugiados sin acceso a una vida digna. Para «el largo plazo» Israel propone dos cosas más. Primero, deportar a miles de los palestinos desplazados hacia países de la UE como España y Grecia. Segundo, obligar a los desplazados a radicarse definitivamente en la región del Sinaí, un territorio mayormente despoblado en el que los palestinos vivirían en condiciones inhumanas y que, además, no es territorio palestino sino egipcio.

Según el documento de la inteligencia israelí, esta tercer opción es la «más viable» y beneficiosa para «los intereses a largo plazo» del Estado de Israel. No casualmente es también la más xenofóbica, genocida y catastrófica para los palestinos. La idea de Israel es sencillamente borrar del mapa a la Franja de Gaza.

Las intenciones del Estado de Israel son claras. «La opción A [unificar el gobierno de Gaza y Cisjordania] es la opción con más riesgos» dice el documento. «La división de la población palestina en Judea – Samaria (Cisjordania) y Gaza es uno de los obstáculos centrales que previenen el establecimiento de un Estado palestino. Elegir esta opción implicaría una victoria sin precedentes para el movimiento nacional palestino».

En cambio, la «opción C» (barrer a los palestinos de Gaza y desplazarlos hacia el Sinaí o hacia otros países) es según el documento «la opción que traerá resultados positivos y a largo término para Israel». Para esto, Israel espera contar con el apoyo de «Estados Unidos y otros países pro – israelíes» para vencer «la presión internacional». Por «presión internacional» debe aquí entenderse la masiva ola de repudio hacia el genocidio sionista que se extiende por Medio Oriente, el Norte de África, Europa y América.

El documento filtrado a los medios internacionales es una verdadera confesión de las intenciones israelíes. El Estado sionista no tienen ninguna intención de «terminar con Hamás», como dice frente a la comunidad internacional, sino de terminar con la nación palestina como tal. Se trata de borrar su identidad y su cohesión comunitaria a través del arrasamiento militar de lo poco que queda de su territorio histórico.

Al sionismo de Netanyahu y compañía no le parece suficiente haber ocupado durante casi 80 años el territorio palestino, para luego recluir a su población a un territorio cercado en condiciones de vida infrahumanas. Ahora se proponen una suerte de «solución final» para Gaza, una segunda Nakba que derive en la muerte de cientos de miles de palestinos, el desplazamiento en condición de refugiados de cientos de miles más y la desaparición histórica de todo tipo de comunidad palestina autónoma que pueda derivar hacia un «Estado palestino».

La ejecución de este plan implicaría no sólo un genocidio y limpieza étnica sin precedentes en Palestina, con miles de pérdidas humanas y la posible destrucción de toda nación palestina. También traería una verdadera diáspora palestina hacia países limítrofes y hacia la Unión Europea, con cientos de miles o incluso millones de refugiados que deberán migrar forzosamente en las peores condiciones imaginables. La repercusiones serían catastróficas en términos humanos y sociales.

Seremos directos: Te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda Web se sustenta con el aporte de las y los trabajadores.
Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me Quiero Suscribir

latest articles

RESPONDER

¡Por favor ingresá tu comentario!
Nombre