Que todes sepan que cuentan con el feminismo y con Las Rojas

Que miles de mujeres y diversidades nos hayamos encontrado nuevamente, esta vez en Bariloche, fue una ventanita de aire en esta realidad tan difícil que estamos viviendo. En medio de las dificultades para juntar los pesos para viajar, el aire espeso que se vive por el avance acelerado de la derecha, esas 48 horas de debatir-marchar-bajar-subir-tocar en la batucada-dormir en el piso-subir con la bandera-volver a debatir-, esa maratón que te pasa por todo el cuerpo y se te queda en la cabeza por varios días, dejó la firme sensación de que el movimiento feminista sigue teniendo un valor enorme.

La crisis y el ajuste inflacionario impidieron que fuéramos muchas más en Bariloche, era lejos y muy caro. Así se extrañaron a las jóvenes estudiantes y a las mujeres de los movimientos. Las locales se hicieron sentir con la presencia de las Mapuche, ya desde el acto de apertura y con la definitiva conformación del Encuentro como Plurinacional, las compañeras estuvieron en todos los talleres, no solo relegadas a charlar entre ellas en el taller de pueblos originarios. También se hicieron ver las compañeras del Tercer Malón de la Paz, que llegaron desde Jujuy, haciéndonos corear: “Abajo la reforma, arriba los derechos”. Las delegaciones que más se vieron fueron las de las trabajadoras docentes, estatales, telefónicas, judiciales, y de tantos otros gremios. Y las organizadas en las agrupaciones de todo tipo, tamaño y color.

La vuelta del PCR y sus intentos de regimentarlo todo

Desde 2016 en adelante, los Encuentros fueron creciendo exponencialmente al calor de la masiva irrupción del #NiUnaMenos el año anterior y el surgimiento de la marea verde por el aborto legal en los años siguientes. Pero además, los Encuentros no solo se masificaron sino que ganaron en democratización: desde abajo se peleó por el cambio de nombre, para dar cuenta de la plurinacionalidad y también dar visibilidad a todas las identidades que se expresan dentro de este movimiento feminista. El PCR se negó durante años a ese cambio porque, entre otras cosas, significaba tocar un supuesto espíritu del Encuentro inconmovible. En San Luis la enorme mayoría de las organizaciones y feministas que participaban desde hacía años mantuvieron la fecha del encuentro y además sostuvieron la conquista del Encuentro de La Plata, en el que la enorme mayoría se había expresado ya sin ninguna duda por el cambio de nombre. El PCR hizo su propio Encuentro en noviembre, de espaldas al movimiento. Por eso resultó patético cuando este año en el acto de apertura dijeron que “los dos Encuentros de San Luis” (sic) eligieron Bariloche para este 2023 y aprobaron el cambio de nombre.

En Bariloche, el PCR logró volver a tomar la dirección de la Comisión organizadora, intentando retroceder de las conquistas de los últimos años: así se manejaron en secreto y dejando afuera a las compañeras que no opinan como ellas. Esto se notó ni bien llegamos, en el acto de apertura: las compañeras Mapuche, a pesar de ser un componente enorme de las locales, quedaron relegadas a dar saludos antes de la lectura del documento oficial. Después de escuchar ambas instancias, quedó claro por qué. Las compañeras Mapuche se expresaron con mucha claridad denunciando el ajuste, denunciando la persecución del Estado con las detenciones de compañeras y compañeres, denunciando las políticas extractivistas del gobierno nacional, de los gobiernos provinciales, sean del color político que sean, que entregan la cordillera, el agua, el subsuelo y todo lo que pueden a las transnacionales. También saludaron la lucha del pueblo palestino contra la ocupación y contra la masacre.

El documento “oficial”, en cambio,  fue mucho más tibio. Y si bien señaló la carestía por la inflación, la represión y criminalización al pueblo mapuche y mapuche-tehuelche y se pronunció contra el saqueo, todas las denuncias fueron hacia los gobiernos del PRO y como máximo a Alberto Fernández. Pero ni una palabra del ajuste que está descargando el gobierno del Frente de Todos sobre el conjunto de la población trabajadora para pagar cada centavo al FMI y tampoco se pronunció por el apoyo al pueblo palestino. En los talleres, las militantes del PCR intentaron volver a la vieja regimentación, cerrando la coordinación, intentando limitar la participación, y que no se funcionara según lo que decidieran las compañeras en cada taller (seguir con grupos separados o funcionar por asamblea), llegando al punto de macartear a las compañeras de izquierda en el taller de Extractivismo. Sin embargo, no lo lograron y de mil maneras la democracia de un movimiento que ha sabido discutir muy fuerte pero unirse en la lucha, no permitió que los talleres se volvieran un caldo despolitizado sin horizonte.

Algunos debates en los talleres

Los talleres de Acción sindical y de Defensa de la ESI tuvieron un punto en común: en ambos tuvo mucha presencia la burocracia sindical. En el de Acción sindical la única discusión que planteaban las dirigentes peronistas de los sindicatos era que había que votar bien el domingo 22 y el único argumento era que discutir otra cosa era “hacerle el juego a la derecha”. Compañeras trabajadoras docentes, estatales, de reparto por aplicación, de la salud, les respondían que cada una votaría a quien quisiera, pero que el centro de la cuestión era preparar lo que viene mientras comentaban las diversas demandas. Porque hasta ahora, la inacción de las dirigencias tradicionales, es lo que le ha abierto el camino a la derecha. Y los resultados del 22 confirman esto. No fue un supuesto aparato peronista el que consiguió dar vuelta el triunfo de Milei de las PASO. Fueron las reservas entre las y los trabajadores y también del movimiento feminista las que lograron revertir el primer lugar para el archireaccionario y su banda de negacionistas.

En los talleres de ESI el debate fue intenso: las militantes de la Lista Celeste de la burocracia de Baradel y compañía, llegaron a planteos anti trabajadores al decir que hacer paro… le hace el juego a la derecha, que las docentes no debemos pedir aumento de salario porque trabajamos por vocación. Muchas compañeras docentes, al contrario, contaron ejemplos de cómo se organizan desde abajo para defender la ESI, por ejemplo en la Ciudad de Buenos Aires, donde ser referente ESI es un trabajo no remunerado y, por lo tanto, hay pocas compañeras que con tanta carga horaria puedan tomar la tarea. Una buena manera que tiene el gobierno del PRO de precarizar y a la vez vaciar los contenidos de la ESI. Frente a esto, las compañeras señalaron que la Celeste de la UTE no ha movido un dedo, dejando pasar esto como tantos otros atropellos. O las compañeras de San Luis, que comentaron su lucha contra la voucherización que implementó el gobierno de los Rodríguez Saá, que solo trajo precarización laboral para la docencia, mientras la conducción Celeste se negó a organizar la resistencia a su implementación.

También fue interesante el taller de Extractivismo, que contó con la presencia de activistas ambientalistas de todos los territorios, de las más diversas asambleas. La lucha contra la exploración marítima off shore, la lucha contra las megamineras, contra los agrotóxicos y contra el extractivismo en general. Más que interesante fue el aporte de las compañeras del Malón de la Paz, que comentaron sobre la lucha de todo el pueblo jujeño contra la reforma de Morales y contra la extracción de litio, que solo beneficia a las multinacionales mientras seca los salares. En todos los casos y en cada ejemplo, quedaba claro que todos los planes extractivistas son de saqueo, contaminación y muerte, incluidos los que vienen con el verso de generar puestos de empleo, como ya se ha demostrado mentira en el caso de las megamineras, que solo dejan cianuro y se llevan el oro.

A los reaccionarios se les puede ganar

Como todos los años, Las Rojas participamos de todas las instancias del Encuentro. Porque somos parte del movimiento. Pero también todos los años realizamos alguna actividad abierta a todo el mundo, que aporte ideas para la lucha. Hemos tenido radios abiertas con luchadoras contra la explotación sexual, actos con luchadoras de otros países por el aborto legal o compañeras que han dado la batalla contra Bolsonaro en Brasil y muchas otras.

Este año tuvimos el orgullo de aportar experiencias de lucha valiosísimas, coordinada por la dirigente de Las Rojas Marina Hidalgo Robles.

En primer lugar, nos dirigió la palabra nuestra compañera y dirigente de Las Rojas y el Nuevo MAS, Manuela Castañeira, que muy bien señaló el valor del Encuentro y la importancia que tuvo en éste el debate sobre cómo el movimiento feminista se prepara para ser parte de la lucha para enfrentar tanto la profundización del ajuste como el avance de la derecha y sus ataques reaccionarios. Manuela destacó que Las Rojas y el Nuevo MAS estaremos como siempre en las calles junto a todes les que quieran y estén dispuestes a salir a las calles, que es el lugar donde vamos a resistir los ataques.

Luego tuvimos el lujo de escuchar a María Pereyra y a Natalia Fernández, recientemente electa delegada departamental suplente. María es la flamante Secretaria de Género, Prensa y Derechos Humanos de la delegación Capital de la UEPC, el sindicato de la docencia cordobesa. Sin haber asumido todavía, María contó todo el proceso de lucha de la docencia que forjó la Lista “Unidad de las Escuelas” que logró recuperar la seccional, con las asambleas y la lucha que confluyó en las calles. Entre esas batallas, tuvo una importancia enorme la lucha contra el acoso y el maltrato laboral, que se llevó las vidas de las compañeras Karina Moyano y Silvana Valdivia. También relató que fue la erupción por abajo del reclamo por salario la que forjó la unidad y comentó el rol que tuvo la Agrupación Carlos Fuentealba en aportar para que se avanzara en construir la Lista unitaria. Un lujo para todas las que pudimos escucharlas y también un compromiso de acompañar la experiencia antiburocrática e independiente que se avecina para la docencia de Córdoba, en un contexto de entregas permanentes de la burocracia Celeste en todas partes.

Luego tuvimos el lujo de aportar una experiencia internacional de lucha y organización. Nada menos que las compañeras de AF3IRM de Hawaii y de Los Ángeles. La compañera Emilse Icardi del SiTraRepA (Sindicato de Trabajadores de Reparto por Aplicación) fue parte de la delegación que viajó al Congreso Internacional de Trabajadores de Aplicación, y así en Los Ángeles conoció a las compañeras de AF3IRM, a las que invitó al Encuentro. La presencia de las compañeras en Bariloche se hizo notar y nos dieron una charla de enorme calidad. Esta charla aportó al conjunto del movimiento porque las compañeras y compañeres que pasaban se quedaban a escuchar, muy rápidamente se triplicó el público presente. Resumidamente, las compañeras aportaron su experiencia como parte de la organización de la Women’s March contra Trump y parte del movimiento que logró que ese fuera el primer presidente en no poder conquistar un segundo mandato.

Connie relató que fue concebida y nació en un campo de refugiados vietnamitas, creció como mujer de color en Estados Unidos, se organiza en el movimiento feminista y también es activista sindical. En este sentido, comentó el aporte que hizo el movimiento feminista a la oleada de huelgas que desde hace un tiempo se desarrolla en ese país. Porque fueron las docentes de Chicago las que comenzaron con una histórica huelga, con la cual conquistaron mejores condiciones salariales y laborales. Esas docentes eran parte del movimiento que no se quedó de brazos cruzados ante el crecimiento de Trump y cuando se veía que iba a ganar la elección en 2019.

Fueron las agrupaciones como AF3IRM y muchas otras a lo largo de todo el país las que se coordinaron para salir a las calles. Así, el día de la asunción de Trump nadie fue a saludarlo a la Casa Blanca. Pero al día siguiente más de 3 millones de mujeres salieron a las calles. Connie nos dio un mensaje muy interesante: si Milei o cualquier otro se atreve a meterse nada menos que con el movimiento feminista argentino, tiene que saber que el movimiento lo va a enfrentar y que lo puede derrotar.

También nos habló Rochelle, compañera nacida en la isla de Hawaii, a la que calificó como invadida por el imperialismo norteamericano. Y que lejos de esa imagen publicitaria de que todo está bien, la Isla ha sido convertida en un gran cañaveral que ha sufrido la sequía y luego los incendios, relato que también aportó en el taller anti extractivista. Rochelle comentó la lucha que AF3IRM encaró contra la explotación sexual. Esa agrupación se define como abolicionista, tal cual nos definimos Las Rojas. Ellas han encarado una lucha contra la criminalización de las mujeres rescatadas de la explotación sexual. Y ganaron. El aporte de las compañeras fue hermoso en un momento de tanta incertidumbre en el país. Se puede luchar, incluso con gobiernos negacionistas, ultra reaccionarios… y se les puede ganar. La charla seguramente  fue un comienzo de intercambio internacional e internacionalista.

A eso fuimos Las Rojas a este Encuentro: a aportar en todos los talleres, en las marchas y en las charlas para enfrentar lo que se viene con organización para salir a las calles, porque ese va a ser el lugar de la batalla. Por delante, tenemos la Marcha del Orgullo del próximo 4 de Noviembre, una instancia importantísima para plantarle cara a los antiderechos, a los fachos que quieren volver al medioevo y quitar la libertad de amar y besar a quien une quiera, en las calles y en todas partes.

Y tenemos que prepararnos para un nuevo 8 de Marzo, que hay que organizar con todas las fuerzas, como lo hicimos el 28 de Septiembre, en unidad para luchar. Con todas las diferencias que tengamos, pero sabiendo que el feminismo tiene que salir con todo a demostrarles que vamos a estar, por nosotres y por todes, para luchar codo a codo contra todo intento de reventar las jubilaciones, sacar derechos laborales, precarizar,  ajustar, quitar subsidios a niñes neurodiverses y todo ataque contra la población trabajadora, así como por supuesto defender la ESI, el aborto legal, el matrimonio igualitario, la ley de cupo laboral y todas nuestras conquistas. A tode aquel que quiera luchar, sabrá que cuenta, como siempre, con Las Rojas.

Seremos directos: Te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda Web se sustenta con el aporte de las y los trabajadores.
Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me Quiero Suscribir

latest articles

RESPONDER

¡Por favor ingresá tu comentario!
Nombre