Defender Palestina contra el apartheid, contra el Estado racista y asesino de Israel

Los sorpresivos ataques de Hamas de la mañana de hoy dispararon una ola de denuncias de la prensa. La misma que hoy grita indignada, cierra la boca frente a las masacres diarias, los bombardeos, los desplazamientos sistemáticos, la política de limpieza étnica de Israel contra los palestinos en territorio ocupado.

Ahora, el gobierno racista y de extrema derecha de Netanyahu, responsable de decenas de masacres, desplazamientos forzados, etc., promete una nueva represalia, que no es más que la continuidad de su política de limpieza étnica.

En 1948, se funda con la fuerza de las armas el Estado de Israel, desplazando al pueblo palestino de sus hogares, matando a miles. La propaganda sionista quiere convencer al mundo de que nadie vivía ahí, de que a los palestinos se les ocurrió que querían ese lugar cuando lo «recuperaron» los sionistas. La verdad es que Israel se constituyó desde el principio como un Estado racista, y su política fue la del genocidio del pueblo palestino.

El ataque de Hamas se dio desde la Franja de Gaza, un pequeño territorio al que fueron desplazados los palestinos, encerrados entre muros, rodeados por la violencia militar. Gaza es la cárcel a cielo abierto más grande del mundo.

Además, este año vio una escalada en las provocaciones sobre Cisjordania, el otro territorio en el que quedan palestinos en su suelo natal. Allí, todas las semanas hay noticias de ingresos de nuevos colonos israelíes, que buscan echarlos de sus hogares como hicieron en todo el territorio que se autodenomina «Israel».

Sin ir muy lejos en el tiempo, este año ya hubo varios bombardeos sobre la Franja de Gaza con decenas o cientos de muertos sin que hubiera habido violencia alguna del lado palestino. En junio, Israel lanzó un operativo de limpieza étnica en la ciudad de Jenin, en Cisjornadia. Esa masacre había sido precedida por un pogromo en Turmus Ayya, cuando 200 colonos israelíes ingresaron en la ciudad palestina para agredir civiles, destruir casas y prender fuego vehículos.

 

El gobierno de Benjamín Netanyahu está conformado por grupos nacionalistas y ultraderechistas que han ganado enorme protagonismo en el gobierno, en particular el poderoso Ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben-Gvir, un feroz fanático religioso a favor del apartheid y el genocidio hacia el pueblo palestino, furiosamente anti musulmán, y líder del partido de ultra derecha Otsmá Yehudit (Poder Judío).

Aún con los métodos de los grupos islámicos, tan diferentes a las rebeliones populares como la Primera Intifada, la violencia es responsabilidad pura y exclusivamente de los colonizadores, nunca de los colonizados. Y el colonizador es el Estado racista de Israel. 

Para entender más sobre la opresión histórica del pueblo palestino. 

Un programa para la emancipación palestina

>Los inicios de la lucha palestina y su programa

>Los «Acuerdos de Oslo» y las Intifadas

>Palestina: un programa para terminar con el Apartheid

Seremos directos: Te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda Web se sustenta con el aporte de las y los trabajadores.
Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me Quiero Suscribir

latest articles

RESPONDER

¡Por favor ingresá tu comentario!
Nombre