Massa y su Moneda Digital: más campaña electoral que soluciones al problema de la inflación

Una de las primeras cosas que salieron de la boca de Sergio Massa durante el debate del último domingo fue la propuesta de crear una Moneda Digital Argentina (MDA), para lo cual el ministro estaría enviando un proyecto de ley al congreso en los próximos días, según afirman fuentes oficiales citadas por Télam.

Massa no se detuvo a dar detalles sobre la iniciativa, por lo que poco se sabe sobre este proyecto. Los trascendidos a la prensa indican que se trata de una iniciativa a la que ya están suscribiendo numerosos países -entre ellos algunos de los principales socios comerciales de Argentina, como Brasil y China- y que es ampliamente impulsada por el FMI.

Por lo pronto, hasta que no conozcamos más detalles, podemos sin embargo ir adelantando algunas definiciones preliminares, algunas de carácter político y otras más propiamente económicas.

La iniciativa viene a suplir la falta de respuestas al problema inflacionario por parte del candidato oficialista en el marco de la campaña electoral, considerando el inédito protagonismo que la cuestión monetaria está adquiriendo en la campaña.

Sucede que los otros dos principales candidatos ya tienen sus «propuestas», por más marketineras o desastrosas que sean: Milei saltó a la fama con la dolarización (a la que ahora se refiere dubitativamente) mientras que Bullrich asegura que propugnará el «bimonetarismo». Massa busca entrar en esta contienda con medidas de alto impacto desde el punto de vista del marketing político, pero que difícilmente ayude a resolver el problema inflacionario en nuestro país.

Proyectos en auge

La creación de monedas digitales está expandiéndose en todo el mundo. A diferencia de las criptomonedas, las monedas digitales son emitidas de manera centralizada por un Banco Central, manteniendo ciertas ventajas que provienen de su carácter digital, como una mayor agilidad y simplicidad en las transacciones así como una mayor formalización en las operaciones, redundando en mejoras recaudatorias y de control para el Estado, que continúa teniendo la centralidad en la política monetaria.

Se trata de una serie de relativas ventajas que, con todo, no representan en sí mismo ninguna «revolución financiera» ni nada sustancialmente nuevo que signifique un cambio en la naturaleza de los intercambios en una economía capitalista, regidos por la ley del valor.

En línea con los avances tecnológicos, es probable que las monedas digitales avancen incluso hasta significar  la desaparición del dinero físico tal como lo conoció la humanidad hasta ahora, sin que ello implique una transformación en las leyes económicas elementales del sistema capitalista. De la misma manera que las leyes fundamentales de la economía capitalista no cambiaron cuando los metales preciosos fueron reemplazados por el papel moneda en la circulación cotidiana.

Brasil ya aprobó su propio proyecto de moneda digital, el DREX, que ya se encuentra en fase de pruebas, y pretende estar en funcionamiento para diciembre de 2024. China cuenta con el iYuan, una moneda digital vinculada al valor del Yuan tradicional.

Plan antiinflacionario se busca

Además del factor puramente electoral al que ya nos referimos, la iniciativa lanzada por Massa puede tener alguna connotación «modernizadora» pero en nada altera la situación crítica del país, sumido en una crisis inflacionaria muy grave.

No mientras el país continúe, primero, atado al criminal acuerdo con el Fondo (y así lo pretenden los tres principales candidatos) que es de carácter claramente inflacionario. Segundo, sin un verdadero programa de desarrollo económico del país, que incluya dejar de pagar la estafa de la deuda, un plan integral de obras públicas, y políticas industrializadoras que ataquen el carácter atrasado y desigual de la economía argentina, fuente última de los desequilibrios y crisis macroeconómicas recurrentes. Estas crisis pueden manifestarse de forma inflacionaria (como en 1989 o en la actualidad) o brutalmente recesivas (período 90’s – 2001).

Por supuesto, un plan de este tipo es imposible de llevar adelante con las fuerzas políticas capitalistas del país, que con sus variantes, en lo fundamental trabajan para maximizar las ganancias empresariales, al tiempo que pretenden descargar la crisis con ajuste al pueblo trabajadora.

Seremos directos: Te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda Web se sustenta con el aporte de las y los trabajadores.
Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me Quiero Suscribir

latest articles

1 COMENTARIO

RESPONDER

¡Por favor ingresá tu comentario!
Nombre