Unión de Educadores de provincia de Córdoba: enorme triunfo de la docencia y la oposición

Ya han pasado varios días del 4 de agosto cuando una noticia impactó a toda Córdoba, a la docencia, al conjunto de los trabajadores, a la propia dirigencia sindical y al propio gobierno.

Una tremenda alegría recorrió cada escuela ese lunes 7, ya habían pasado los festejos cuando la Lista 2 en Córdoba Capital recuperaba el gremio luego de 28 años de reinado de la Celeste. En las aulas, en las salas de profes y de maestras el comentario era el mismo, ¡al fin lo hicimos!, no se podía creer, las felicitaciones, la esperanza, el volver a creer que se puede, que toda la lucha que se dio logró recuperar un gremio para los intereses de las y los trabajadores y no como oficina del ajuste del gobierno.

Un triunfo de la docencia autoconvocada y de la oposición

No solo se ganó la UEPC en la Capital, (una de las ciudades más importante del país), sino también en el departamento de Río Cuarto y General Roca, con excelente elecciones en los departamentos de Tercero Arriba, Marcos Juárez, Calamuchita, Ischilín, Colón, Punilla, Río Seco, Santa María, San Alberto, Unión, Río Segundo, San Martín. De esta manera los docentes en Córdoba recuperaron tres delegaciones que no son menores, ya que contienen a más del 50% de la docencia de la provincia y 40 delegados departamentales y un miembro de fiscalización de la junta ejecutiva provincial.

Este triunfo es histórico porque consolida en organización sindical la profunda rebelión docente que surca la provincia. Es un triunfo de la docencia en las escuelas, de los autoconvocados, de las y los delegados que fueron recuperando las asambleas de delegados y de la amplia  mayoría de las agrupaciones docentes de oposición que apostaron a la unidad para desplazar a la Celeste.

Las escuelas son las que derrotaron a la Celeste

Así lo demuestra la elección en Capital, donde votó el 40% de un padrón de 16600 docentes afiliados, incorporándose más de 1000 nuevos electores, (5866  en el 2023, contra 4861 en el 2019). Una elección ajustada que se ganó por 140 votos. Donde la burocracia se presentó dividida por la profunda crisis que generó la lucha docente. En este marco favorable los resultados fueron los siguientes. La Lista  2 “Unidad Desde las Escuelas” 2145 votos, 36.17%; Lista 1 Celeste 1993 votos, 33,52%; Lista 8 Dorada (desprendimiento de la Celeste) 1087 votos, 19.24% y por último, la Lista 8 Pluricolor 641votos, 10.86%. 

La elección se ganó en las escuelas, como lo demuestra la alta participación con el 48.7 % de votantes, mientras que en las mesas de UEPC Capital y de la junta de clasificación el promedio fue del 36%  (donde igual también ganó la Lista 2) y en las mesas de Jubilados docentes solo votó el 16% del padrón, donde si bien ganó la Celeste, la mayoría de las y los jubilados castigaron no yendo a votar, no olvidan la traición de la Lista Celeste que entregó y fue cómplice de la entrega del 82% móvil. Una elección que demostró que las y los docentes decidieron tomar la elección en sus manos  para sacar a la Celeste con una altísima participación de la docencia en las mesas de las escuelas.

La bronca ante la destrucción de la educación pública: la base de este triunfo

Básicamente es por la bronca de la docencia ante la destrucción sistemática de la educación pública y la pérdida de conquistas, no solo en términos laborales sino también en lo pedagógico.

Durante la pandemia el gobierno terminó con  el 82% móvil en la jubilación, modificó el Estatuto docente, el alcance de título y el puntaje, aumentó el hostigamiento y el maltrato laboral (con el agravante de la muerte de Karina Moyano por acoso laboral), crecieron las tareas administrativas sobre las pedagógicas, el decaimiento sostenido de la infraestructura y por supuesto del salario. Donde la Celeste fue cómplice del gobierno y su ajuste. Es mucho más que un proceso antiburocrático; es más profundo, es por las condiciones generales de la educación.

Todo esta bronca combinada con el proceso de movilización que nació en cada escuela, con las y los nuevos delegados, con las acciones Autoconvocadas y el importante rol que jugaron las agrupaciones de oposición que impulsaron la unidad contra la Celeste, de la cual la Carlos Fuentealba tuvo un rol destacado, lograron a través de un proceso democrático de consulta permanente en plenario, conformar esta Lista donde está la mayor parte del activismo con el apoyo del conjunto de la docencia movilizada.

Este triunfo muestra claramente que las y los docentes se preparan con una nueva conducción para enfrentar los ajustes y la defensa incondicional de la educación pública frente a los ataques que continúan hoy, con la paritaria a la baja que propone el gobierno en complicidad con la Celeste.

Y también demuestra que hay reservas para enfrentar los aires reaccionarios de los nuevos gobiernos tanto provincial y, como lo indican también las últimas PASO, con el triunfo de Milei.

Un triunfo que impone nuevos desafíos pero que, decididamente, pone nuevos sindicatos al servicio de los derechos de la docencia y que también impulsará al conjunto de las y los trabajadores de Córdoba y el país sobre nuevas bases de independencia de los gobiernos y con una real participación desde abajo.

Seremos directos: Te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda Web se sustenta con el aporte de las y los trabajadores.
Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me Quiero Suscribir

latest articles

RESPONDER

¡Por favor ingresá tu comentario!
Nombre